Saltar al contenido

Instituto de Inglés – Emprendimiento, Ventajas y Características

Abrir un instituto de inglés

El inglés es el idioma en el que el mundo entero ha encontrado un lugar común para comunicarse. Es útil cuando viajamos, cuando chateamos por Internet para conocer nuevas culturas y hacer amigos, para hacer negocios, nos lo piden para trabajar, nos sirve para entender el 90% de las canciones que escuchamos a diario, para olvidarnos de los subtítulos de las películas y, ¿por qué no? para que nazca el amor entre dos personas de mundos diferentes. Es decir, el inglés sirve para todo, así que en este artículo te enseñamos cómo abrir un instituto de inglés.

Una gran lista de negocios de educación que puedes ver aquí

Requisitos para abrir un instituto de inglés

Además de realizar el registro correspondiente de tu instituto a nivel de organismos gubernamentales encargados de controlar ese aspecto de la economía, necesitarás tramitar la habilitación del Ministerio de Educación de tu país. Esto último, si bien no resulta obligatorio en todos los países, sí te dará prestigio, ya que tus egresados serán reconocidos por el Ministerio y sus conocimientos serán más valorados.

Luego es hora de pensar en el local. Abrir un instituto de inglés te abre la posibilidad de iniciar tu propio negocio en un local de 40m2, así como de armarlo en una casa cuyas habitaciones oficien de salones y tener así un amplio y acogedor lugar para estudiar. Todo dependerá de la inversión que desees o puedas realizar.

El equipamiento imprescindible para abrir un instituto de inglés será: pizarras blancas, marcadores no permanentes, sillas con mesa incorporada en el posa brazos, escritorios con cajones, libros de estudio y lectura de placer graduados por edad y nivel de inglés para prestar, reproductores de CDs con opción de MP3, reproductor de DVD, teléfono fijo y material de oficina.

Abrir un Instituto de Inglés

Qué cursos ofrecer al abrir un instituto de inglés

Las cosas han cambiado y los institutos que ofrecen el First Certificate a los diez años de haber estado estudiando, quedaron en la prehistoria. Una de las primeras consideraciones que debes tener muy en claro antes de abrir un instituto de inglés es que el First Certificate ya no es la meta a la que aspira un estudiante de inglés, sino que es la base de la cual despegar y obtener los diplomas que en verdad prueban un conocimiento avanzado, tales como CAE, CPE y la línea de BEC.

Por lo tanto, piensa en unos cuatro, a lo sumo cinco años para que una persona que hoy no sepa qué quiere decir “Hello”, pueda sentarse a dar su First Certificate.

Para ello, necesitas de programas cuidadosamente elaborados y planificados de forma tal de enseñar con eficiencia, encadenando una clase con la siguiente, utilizando técnicas eclécticas, que mezclen PPP, Task Based Learning, Audio Lingual Approach, CLIL y partes de todos los métodos y aproximaciones al idioma que se han usado desde los comienzos de la enseñanza del mismo.

Por supuesto que deberás contactarte con la Universidad de Cambridge para obtener la información de primera mano acerca de todos sus exámenes. También puedes evaluar incluir los orales de la Universidad de Oxford.

Una opción muy redituable al abrir un instituto de inglés es ofrecer la carrera o curso terciario de Profesorado. Puedes ofrecer un intensivo de dos años y otro común de cuatro. Los docentes tendrán que ser varios, ya que el Profesorado requiere de varias asignaturas, tales como Metodología, Fonología, Técnicas de Enseñanza, Pedagogía, Cultura, Literatura, Gramática, entre otras que consideres conveniente incluir.

Como habrás visto, abrir un instituto de inglés tiene un sinfín de formas de ser abordado, siempre y cuando se haga con profesionalismo y enfocado a brindar el mejor servicio al alumnado y, lo que es más importante, tendrá a tu local siempre lleno de alumnos, lo cual significa clientes.

Ventajas de tener un instituto de inglés

Todas las generaciones de la sociedad moderna necesitan obligatoriamente manejar más de un idioma, debido a las tendencias de empleo extranjero que se presentan actualmente, producto de la necesidad, ausencia de empleo en la zona donde se vive o múltiples factores que han obligado a miles de personas, a buscar empleo en el extranjero, lo que representa un mercado muy amplio sobre el servicio de educación en la materia, especialmente el inglés.

El inglés es un idioma muy común utilizado para la comunicación empresarial, es el idioma favorito a aprender para buscar empleo en el extranjero, lo que hace la academia de inglés una de las más buscadas en el mercado del aprendizaje de idiomas, incluso en la educación media está presente el inglés como un idioma establecido secundario a manejar por su facilidad y práctica.

Consejos para empezar un instituto de inglés

Se aconseja utilizar las herramientas del internet para establecer el negocio, plataformas interactivas con herramientas multimedia para la enseñanza de manera que se pueda ahorrar mucho dinero en un principio con respecto a la adquisición del local donde estará establecida la escuela, una vez el negocio tome fuerza,  buscar una plataforma física, de manera que se puedan continuar las operaciones allí y atender al estudiantado que prefiera ver clases de forma física.

Recibir asesoría en materia de capacitación pedagógica y modelos innovadores de enseñanza que, ayuden al negocio a mejorar la calidad del servicio y el disfrute del alumnado en el aula de clases, de esta manera el instituto siempre tendrá buena reputación, motivación e interés  por parte de los usuarios.

Requisitos para abrir un instituto de inglés

Casos de éxito 

Un caso de éxito rotundo es welcome, una plataforma que se dedica a la formación de estudiantes en la materia de múltiples idiomas, especialmente inglés, contando con múltiples programas de cursos para adultos y jóvenes, campamentos de verano y viajes de intercambio al extranjero, en especial a Inglaterra, estimulando el intercambio multicultural y el aprendizaje constante del inglés y sus métodos de comunicación.

Problemas que se pueden presentar 

En un principio como muchos negocios no será conocido, por lo tanto, puede presentar baja afluencia de usuarios, de manera que se debe tener paciencia y buscar herramientas publicitarias para promocionar el instituto.

Si no se cuenta con un buen programa de estudio el estudiante puede tender a decepcionarse y retirarse, dada la competencia el estudiante no tendrá problemas en encontrar otra institución de inglés,  por lo que este factor exige que el negocio busque los mejores criterios de atención a la educación del usuario del centro, factor que puede representar un constante reto dadas las necesidades del estudiantado.