Saltar al contenido

Planta Recicladora de Comida – Emprendimiento y Consejos

Razones para Instalar una Planta Recicladora de Comida

Las cifras de desperdicio alimenticio son tan escandalizadoras que han motivado la creación de Literatura al respecto, así como también campañas de concientización. Para dar una noción de lo grave que el tema se ha tornado, dos datos se grabarán en tu memoria para siempre: el Hombre ha producido mayor cantidad de basura desde 1960 hasta nuestros días que la que produjo desde que comenzó la Raza Humana hasta 1960, impactante, ¿verdad? El segundo dato, tal vez el que te termine de convencer, dice que un tercio de lo que anualmente se produce en alimentos, termina por ser desperdiciado. Por estas y por otras razones, montar una Planta Recicladora de Comida resulta un negocio rentable para el modo de vida de las sociedades modernas. Infórmate con nosotros cómo y por qué hacerlo.

De medio ambiente y ecología puedes tener tu negocio, mira todo aquí

Por Qué Montar una Planta Recicladora de Comida

Las sobras alimenticias se generan de a minutos, tanto a nivel hogareño, como profesional, es decir en restaurantes, hoteles y establecimientos de comida a todo nivel. Con esta información sabrás que tu Planta Recicladora de Comida estará siempre abastecida, ya que no faltarán proveedores dispuestos a guardarte las sobras.

Por otro lado, una razón de peso cargada de altruismo, es que la basura está contaminando el planeta cada día más. Por lo tanto, un sitio que se dedique no sólo a hacerla desaparecer, sino a producir mercaderías a partir de ellas, es una solución ambiental muy buscada en nuestra sociedad.Planta Recicladora de Comida

Qué se Obtiene a Partir de una Planta Recicladora de Comida

Muchos son los productos derivados de una Planta Recicladora de Comida, en esta entrega, nos centraremos en dos de ellos, los cuáles fueron cuidadosamente elegidos por compartir el agro y la cría de animales como eje en común. El primer producto que describiremos es el abono. Como bien se sabe, el abono natural es el más sano y el más económico. Obtener un buen abono para lograr una tierra rica requiere de desechos de productos orgánicos que serán procesados en tu planta.

En segundo término, hablaremos del alimento para porcinos, lo que genera el beneficio de eliminar la competencia entre humanos y estos animales por el mismo alimento. A partir de desechos orgánicos se pueden obtener alimentos tanto sólidos como líquidos que mejoran la calidad de alimentación y procesos digestivos de los porcinos.

Requisitos para Montar una Planta Recicladora de Comida

Estamos en frente a un negocio de índole industrial, por lo que los requisitos de salud y seguridad son mayores y más estrictos. Entre ellos, destacamos:

Permisos y Licencias: será necesario que obtengas los permisos y licencias para trabajar con alimentos, por lo que deberás tramitarlos ante los organismos correspondientes.

Habilitación ante el Ministerio de Salud: tendrás que solicitar la habilitación que exige dicho organismo y presentar la documentación que el mismo requiere.

Jefe de Producción: como en toda planta productora, necesitarás una persona que sea la cara responsable de la producción. Su selección será en base a su formación y experiencia en el ramo.

Consejos para iniciar Planta Recicladora de Comida

Tener siempre contacto con empresas de mantenimiento o limpieza industrial de manera que se pueda hacer higiene de los equipos cada cierto tiempo y así garantizar la vida y sanidad del espacio, además establecer reglamentos de seguridad en implementos y herramientas de protección para el personal, es importante cuidar la salud en el trabajo para poder producir mucho más.

Crear contacto de la empresa con comedores públicos, universidades que tengan zona de almuerzo o comedor estudiantil, restaurantes y demás negocios que desechen la comida ya no consumida, esto ayuda a extender el servicio a una gran cantidad de clientes que garantizan las ganancias necesarias para el sustento del negocio.

Ventajas de tener Planta Recicladora de Comida

Este tipo de negocio tiene la ventaja que,  en tiempos anteriores ni se pensaba que existían. La comida sobrante y a final de vida siempre se ha desechado y nunca reciclado, representando un impacto ambiental.  En la actualidad, los desperdicios de comida son casi un 40% de los desechos mundiales, es el producto que más se mueve en el mercado por el hecho de la necesidad alimenticia en el ser humano. Por lo que, el hecho de adquirir la comida vencida y reciclarla representa  ganancias constantes en el tiempo.

Casos de éxito

Toast es una empresa de éxito en este sector de recicladoras de comidas porque tiene una idea de lo más original y es producir cerveza empleando los excedentes de barras de pan de las panaderías y los restos de pan desperdiciados por los fabricantes de sándwiches. Lo primero que hacen es tostar trocear y mezclar el pan con agua para luego dejarlo fermentar con el lúpulo y la cebada para obtener cerveza. 

Por su parte, la compañía ReGrained, trabaja a la inversa, es decir sus fundadores, dos científicos de la Universidad de California, han desarrollado la tecnología necesaria para rescatar el grano que sobra de la fermentación de la cerveza y transformarlo en una harina nutritiva para obtener barras de cereales.

Otro proyecto que vale la pena mencionarse es el de la compañía Rubies in the Rubble, que opta por aprovechar las frutas y verduras rechazadas en los supermercados por su aspecto, por estar muy maduras o  porque sobra. Tan solo el año pasado, esta empresa evitó que unas 200 toneladas de vegetales acabaran en la basura utilizándolas para fabricar conservas, mermeladas y salsas que se comercializan en los famosos almacenes Harrods, en algunos hoteles y trenes.

Problemas que se pueden presentar 

La comida vencida en esta de descomposición puede contaminar gravemente al ser humano, por lo que, si no se cuentan con medidas sanitarias que garanticen la seguridad y salud del personal, las personas que manipulan alimentos en esta condición pueden enfermar acarreando consecuencias graves al negocio.

Además, trabajar con comida que pudiera no estar en el mejor estado,  es un poco desagradable, por lidiar con los olores y microbios que pueden emanar de la comida descompuesta, convirtiéndolo en un negocio difícil que necesita de personas fuertes física y mentalmente, que además, hagan un uso adecuado de la protección exigida para este trabajo.