Saltar al contenido

Taller de arreglos de prendas en casa – Iniciación, Emprendimiento y Ventajas

Iniciar con un Taller de arreglos de prendas en casa

Montar un taller de arreglos de prendas es un negocio que cada vez más población está demandando y que en el paso del tiempo, ha logrado mantenerse. Este tipo de talleres son una alternativa precisa para cualquier arreglo o transformación que tengamos que efectuar en prendas nuevas o usadas y al que alguna vez hemos acudido. 

Montar en casa un taller de reparación de prendas, es una buena elección si quieres instalar un trabajo que te permita poner en práctica tus conocimientos y generar una fuente de ingresos.

Entonces, ¿cómo montar mi propio taller de reparación de prendas en casa? Veamos todo lo que tienes que tener en cuenta:

Queremos que conozcas los mejores negocios con poca inversión

Primeros pasos en un negocio de arreglos de prendas en casa

Empieza con la elaboración de un catálogo de arreglos y transformaciones que se van a ofrecer. Esto puedes publicarlo en diferentes canales para que tus clientes e interesados conozcan los servicios que puedes ofrecer.

Una de las partes más complejas es el asignar el precio adecuado a cada servicio ofrecido, para saber qué precio debemos utilizar podemos tener en cuenta varios aspectos, entre ellos los costes actuales del mercado local, pero también calcular el coste de realización del servicio, en términos de mano de obra y materiales.

prendas

Funcionamiento de un negocio de arreglos de prendas en casa

Esta idea de negocio propone emprender con una de las actividades más necesitadas, pero una a la que más personas dejan atrás por ausencia, dado que es más fácil, en algunos casos, comprar una prenda nueva que mandarla a reparar. Sin embargo, esto ignora la posibilidad de ahorrar dinero, a la vez que reparamos una prenda reduciendo nuestro nivel de consumo para la producción de uno de los sectores más contaminantes del mundo. 

¿Qué se ofrece? Los servicios principales de un taller de arreglos de prendas están enfocados en la recuperación de la ropa usada, el arreglo de ropa nueva, ajustes y todo tipo de modificaciones textiles que el cliente requiera en sus prendas. En el caso de prendas usadas es más limitado, aunque sigue siendo habitual en el caso de ropa de fiesta y ceremonia, de alto coste y poco uso, lo que hace necesario adaptarla a cambios de moda o de talla. 

¿Quiénes serán mis clientes para el arreglo de prendas?

Ahora que conocemos y determinamos la actividad central del negocio, es necesario identificar las personas con más probabilidades de convertirse en nuestros clientes y en este sentido debemos señalar dos categorías para distinguirlos, organizados de la siguiente manera: 

  • Cliente particular: personas menores de 60 años que trabajan fuera de casa, con poder adquisitivo medio, que se cuidan por su imagen personal y con ello, que sus prendas estén a la medida.
  • Cliente frecuente: personas que están al tanto de las necesidades del hogar, de toda la familia, especialmente de sus niños o de ellos mismos. Acudirán de inmediato a un taller de reparación y arreglo de prendas para quien sea que sea la necesidad.
  • Tienda de ropa: tiendas que precisan de este servicio, y  que prefieren contratar a otros para los arreglos necesarios, dándonos una garantía de mayor volumen de trabajo. Muchas pueden requerir arreglos o rediseños de prendas. 

Requisitos de arreglos de prendas en casa

Para montar un taller de arreglos de prendas debes tener por lo menos una formación básica, nociones de costura, de corte y confección de algún curso de formación que te proporcionen una formación adecuada. Y al igual que en otras profesiones tradicionales, existe una tendencia general de recuperación de trabajos o labores tradicionales. 

Además, debes contar con los materiales necesarios. Esto incluye una máquina de calidad, hilos, agujas, tijeras para tela, metro, entre otros elementos para la reparación de prendas.

En cuanto a las necesidades del espacio de trabajo, además de los materiales, recomendamos que sin importar sus dimensiones, cuentes con buena iluminación, preferiblemente lejos del ruido. 

¿Debo contratar personal?

En principio no será necesario conformar un gran equipo de trabajo, pues en este punto nos estaremos dando a conocer y lo más probable es que los pedidos no sean tan grandes. No obstante, debes estar abierto a contar con más personal, pues en caso de que recibas pedidos de almacenes o de un gran número de prendas, y el plazo de entrega no sea muy lejano, contar con al menos otra persona evitará que incumplas en las fechas de entrega y puedas tener todo a tiempo.

Debes asegurarte de que esta persona tenga los conocimientos necesarios en el área, pues de la presentación y calidad del trabajo que realices depende la reputación de tu servicio.

¿Cómo promocionar mi negocio?

Para la captación de los clientes se deben utilizar técnicas de comunicación que sean accesibles, como poner un cartel en el lugar de funcionamiento, un anuncio en las páginas amarillas, buzoneo, participación en revistas gratuitas locales, cuñas radiofónicas, entre otras. Comunica tu servicio con familiares, amigos y personas cercanas de donde planeas ubicar tu negocio.

En el caso de los clientes  que poseen una tienda de ropa, lo más recomendable es dedicar el tiempo necesario para hacer visitas, con el fin de conseguir su confianza y establecer acuerdos. También puedes elaborar una pequeña web con la presentación de tus servicios, precios, medios de contacto y mapa de localización.

Consejos para hacer arreglos de prendas y ganar dinero 

Algunos servicios dentro del marco del arreglo de prendas son fáciles de aprender, pero otros requieren mucha más formación técnica. Considera completar tu aprendizaje a través de cursos y talleres de costura, tejido y en general, el mundo de las prendas para ofrecer un servicio de calidad con las mejores técnicas. Y si no estás totalmente seguro de tu capacitación, no los incluyas en tu oferta.

Busca una ubicación lo más céntrica y visible posible, y siempre cerca de zonas de gran concentración comercial. Si optas por instalarte en casa, asegúrate que las personas vecinas sepan de tu servicio. No olvides ofrecer servicios adicionales, esta es una forma de diferenciarse de los competidores, como por ejemplo el de recogida y entrega.

Gana la confianza de tus clientes aconsejando correctamente sobre posibles soluciones de adaptación y arreglo de las prendas. Incluso si eso significa a veces recomendar servicios más económicos o incluso que renuncie a arreglar la prenda. Persigue la fidelidad del cliente, no la oportunidad inmediata. Y por último, indica los plazos de entrega, al menos a título orientativo. Procura que en general no superen las 48 horas. 

Puntos débiles: un aspecto que debemos considerar es que en la actualidad, una gran parte de la población, especialmente las personas jóvenes, en lugar de mandar a reparar una prenda, prefieren comprar una nueva de este mismo tipo. 

Este es un inconveniente si analizamos que es esta población la que más está comprando prendas de vestir, por lo que nuestra oferta debe ser cómoda para ellos. Entregar las prendas a tiempo debe ser una prioridad, ya que en muchos casos esto se debe a que al arreglar una prenda, los tiempos de entrega se incumplen con frecuencia.

Puntos a favor: es una idea de negocio que te permite ganar dinero sin tener que salir de casa, pues será allí tu lugar de funcionamiento y a donde tus clientes se van a dirigir para arreglar sus prendas. Además, te permite poder rentabilizar una habilidad en la que no se han formado muchas personas y que suele ser muy necesaria dentro de las comunidades.

Es un servicio que, aunque tiene unas fechas de entrega acordadas con los clientes, eres tú quien elige y establece los horarios de trabajo de acuerdo a tus posibilidades y condiciones, por lo que hay mucha más flexibilidad para el emprendedor. 

¿Qué esperas para abrir tu propio taller de reparación y arreglo de prendas? Seguro que a la vuelta de la esquina encontrarás a alguien con un pantalón en su closet que ha querido ponerse y no ha podido porque requiere un arreglo que puedes hacer.

Inicia tu negocio hoy mismo.