Saltar al contenido

Venta de piedras para jardines – Iniciación, Gestión y Emprendimiento

Iniciar la venta de piedra para jardines

Toda obra que resulta admirable, por más que se encuentre en medio de la naturaleza más agreste, tiene la mano del ser humano como hacedora de las formas, las proporciones y las combinaciones que en la naturaleza por sí misma no se dan, pero que se convierten en instrumento para otras creaciones. 

En ello, las piedras han sido uno de los elementos no solo de la naturaleza, sino de la estética del jardín, más importante dentro de este mundo de la decoración. Si te gusta este campo y estás buscando una forma de emprender, esta puede ser la idea que estabas buscando. 

Aquí encontrarás toda la información para que puedas iniciarte en el negocio de Vender Piedras para Jardines y convertirte en el proveedor de los más afamados paisajistas de tu país. 

Con una mínima cantidad de dinero crea negocio, todo aquí

Primeros pasos en la venta de piedra para jardines 

Necesitarás planificar lo que harás y de dónde sacarás la materia prima para tu trabajo. Debes averiguar algún lugar natural en el que se pueda extraer roca sin ser multado o penalizado. 

La inversión de dinero que se necesita para Vender Piedras para Jardines es bastante elevada, puesto que habrá que invertir en una excavadora y en un camión con una caja amplia, ya que las piedras necesitan ser extraídas y luego transportadas. A su vez, en esta etapa, deberás calcular el precio del predio que rentarás o comprarás para almacenar las piedras.

Cuando vayamos a Vender Piedras para Jardines, es imprescindible desarrollar varias técnicas de venta. Esto es necesario, en primer lugar, porque muchas personas no saben que un sitio así existe, ni mucho menos que pueden crear maravillas en forma de pequeños paisajes con la ayuda de las colosales piedras que le venderemos.

Por otro lado, además de crearnos una página web, necesitaremos hacer que los clientes entren. Para ello podemos poner un atractivo cartel en la puerta de nuestro predio, el cual muestre los mejores diseños en jardines con piedras.

Vender Piedras para Jardines

Funcionamiento de un negocio de venta de piedras para jardines

Esta idea de negocio propone la venta, especialmente de piedras que puedar ser utilizadas en los jardines, pero también en otras áreas de la casa, o de edificios que convengan para crear una imagen fresca y novedosa, a modo de decoración. 

¿Quiénes serán nuestros clientes?

Aunque el perfil de nuestros clientes puede variar, los más importantes serán los grandes viveros, las casas que venden plantas y accesorios para jardines, así como también el cliente particular. Para cada uno de ellos llevaremos adelante una táctica de acuerdo a su comportamiento de consumo y sus preferencias. 

Requisitos para vender piedras para jardines

Permisos: los permisos y habilitaciones son parte obligatoria de todo negocio, así es que ni bien comiences con la planificación del montaje de tu centro para Vender Piedras para Jardines, debes acercarte a las oficinas estatales y solicitar la habilitación correspondiente. Allí también deberás registrar tu negocio. 

Personal: aunque esto depende de las dimensiones del negocio, con el paso del tiempo, cuando los pedidos crezcan, necesitarás personal para conducir el camión de transporte y un equipo que diseñe las mejores estrategias para Vender Piedras para Jardines. Incluyendo la persona que atienda el lugar físico. 

Predio: necesitarás un gran predio en el cual colocar las piedras que traes para vender. El mismo puede ser tanto rentado como comprado.

Necesitarás planificar lo que harás y de dónde sacarás la materia prima para tu trabajo. Debes averiguar algún lugar natural en el que se pueda extraer roca sin ser multado o penalizado. 

La inversión de dinero que se necesita para Vender Piedras para Jardines es bastante elevada, puesto que habrá que invertir en una excavadora y en un camión con una caja amplia, ya que las piedras necesitan ser extraídas y luego transportadas. A su vez, en esta etapa, deberás calcular el precio del predio que rentarás o comprarás para almacenar las piedras.

Cuando vayamos a Vender Piedras para Jardines, es imprescindible desarrollar varias técnicas de venta. Esto es necesario, en primer lugar, porque muchas personas no saben que un sitio así existe, ni mucho menos que pueden crear maravillas en forma de pequeños paisajes con la ayuda de las colosales piedras que le venderemos.

Por otro lado, además de crearnos una página web, necesitaremos hacer que los clientes entren. Para ello podemos poner un atractivo cartel en la puerta de nuestro predio, el cual muestre los mejores diseños en jardines con piedras.

Primeros pasos en la venta de piedra para jardines 

Consejos para vender piedras para jardines 

Por último, contar con un portafolio de trabajo, el cual podamos tener en un tangible catálogo o en un CD, es importantísimo, ya que los futuros clientes verán el resultado final de nuestro trabajo.

Sin embargo, si te es posible crea una serie de diseños reales a la entrada de tu espacio de ventas de Piedra para Jardines y si te es posible ofrécelo como otra parte de tu negocio a los potenciales clientes.

Puntos débiles: el mayor reto de este negocio es tener un proveedor seguro y confiable, si es que no te está permitido extraer hermosas piedras de espacios naturales de tu ciudad. De esta manera, podrás garantizar la variedad y calidad del material que estás distribuyendo. Otro reto es la garantía del transporte de la piedra de jardín, porque puede ocurrir que el cliente requiera el transporte y no se lo puedas garantizar en este caso, es posible que puedas perder el cliente.

Puntos a favor: es un negocio que va muy ligado a las tendencias de decoración actual, donde se busca crear espacios con ambientes naturales pero con este toque decorativo influenciado por la estética. Además, es un negocio que te permite convertirte en tu propio jefe, mientras que la oferta de clientes que tienes es bastante amplia y variada. 

Como consejo para cerrar, te diremos que al Vender Piedras para Jardines, estás vendiendo un intangible más que un tangible, puesto que las personas tendrán la oportunidad de ver las más fabulosas creaciones que ellos también son capaces de desarrollar y mantener.