Saltar al contenido

Escuela de Formadores Plásticos – Requisitos, clientes y Caracteristicas

Iniciar una Escuela de Formadores Plásticos

La plástica, como cualquier otra forma de arte, está tomando un protagonismo arrollador en los centros educativos, tanto formales como informales. Dado el hallazgo por parte de los más vanguardistas psicólogos acerca de los beneficios del arte en el Ser Humano, en especial en su etapa de formación y crecimiento, es que las escuelas lo han comenzado a utilizar, o si no es así, los mismos padres consiguen un centro dedicado exclusivamente a esta disciplina para que sus hijos complementen su educación formal, con educación para el espíritu creador. De este modo, resulta que una Escuela de Formadores Plásticos es una importante veta de negocios en la que puedes incursionar sabiendo que clientes nunca faltarán.

Los negocios de arte, conocelos todo aquí

Clientes de una Escuela de Formadores Plásticos

Las personas que serán nuestros clientes, son aquellas que cuentan con las siguientes características:

Personas en Busca de una Carrera: cuando se finaliza con la educación secundaria, es el momento de buscar una profesión o actividad a la cuál dedicarse en la vida y vivir de ella. Por lo tanto, personas entre 18 y 20 años será una parte de la clientela de la Escuela de Formadores Plásticos.

Personas en Busca de una Actividad que Complemente su Trabajo: muchas personas con trabajos rutinarios y, especialmente part-time, se sienten en la necesidad de hacer otra cosa en sus vida que complemente su no tan creativa actividad diaria. Una Escuela de Formadores Plásticos le da una oportunidad a estas personas de reivindicar su posición en la sociedad y hacer algo con el corazón.

Personas que Desean Cambiar de Trabajo: en la mayoría de los casos, las personas se aburren de sus trabajos con el correr de los años, lo bueno es que cada vez más personas se atreven a formarse en algo nuevo, ya sea algo que siempre les ha gustado, o algo que recién están descubriendo, y se lanzan a la aventura de descubrir los beneficios de una actividad reconfortante y gratificante.

Escuela de Formadores Plásticos

Personas Jubiladas en Busca de una Actividad Renovadora: la edad de jubilación o retiro laboral, si bien es la misma de siempre, en la actualidad está encontrando a personas activas, que lo que menos quieren en su vida es retirarse a hacer nada todo el día. Por ende, la jubilación es generadora de nuevos trabajadores; trabajadores que, adquiriendo una nueva formación, se reinsertan en la sociedad desde una nueva ocupación.

Es muy importante que cada persona que se anote en la Escuela de Formadores Plásticos tenga bien claro que deben contar con un perfil docente muy marcado y, preferentemente, que le gusten los niños, ya que serán la mayoría de su público, a menos que se monten un taller propio destinado a adultos.

Requisitos para Abrir una Escuela de Formadores Plásticos

Permisos: necesitarás abrir oficialmente tu Escuela de Formadores Plásticos y solicitar la habilitación y reconocimiento del Ministerio de Educación, para que, de esta forma, los egresados tengan la posibilidad de conseguir buenos puestos de trabajos.

Local: es preciso tener un local físico espacioso, en un lugar céntrico y con todo el equipamiento para que la formación pueda desarrollarse satisfactoriamente.

Bolsa de Trabajo: si bien no es un requisito indispensable en una Escuela de Formadores Plásticos, sí es muy conveniente ofrecerla, ya que te dará una mayor cantidad de clientes, dado que sabrán que conseguirán trabajo a través de tu instituto.

Ventajas de tener una Escuela de Formadores Plásticos

Una escuela de formadores plásticos, representa una ventaja en el sentido de que se le da un espacio importante a las artes que, como lo ha demostrado la neurociencia, el arte en la educación se constituye en un importante medio para el desarrollo humano en general.

Es un negocio que tiene un amplio aporte social, porque contribuye en la configuración de un sujeto que utiliza todas sus habilidades cognitivas, sensoriales, perceptivas, motrices, afectivas y sociales, que se ponen de manifiesto en procesos de creación, disfrute y valoración del entorno.

 

Con la creación de la escuela, se incorpora la participación de niños, jóvenes o adultos en prácticas artísticas que, favorecen nuevas y variadas formas de observar, representar, conocer, sentir, convivir, hacer, comprender e interpretar la realidad.

Los consejos para iniciar una Escuela de Formadores Plásticos

En el mundo hay muchos artistas autodidactas, pero la enseñanza de las artes es un negocio muy rentable ya que, con mucha frecuencia hay personas interesadas en aprender de la mano de profesionales. Otra razón de peso para montar una escuela de artes plásticas,  es que el target es muy amplio, ya que, no existe una edad en particular para empezar a aprender.

Uno de los consejos es contar un capital, empezar el proyecto de la escuela de artes plásticas,  para costear el alquiler o compra de las instalaciones, el personal de los profesionales en artes plásticas que se van a contratar, los impuestos, registros, instrumentos y herramientas, entre otros.  Sin embargo, al ser una escuela donde habrán muchos alumnos, la recuperación de la inversión es relativamente rápida.

Abrir una Escuela de Formadores Plásticos

Problemas que se pueden presentar en una Escuela de Formadores Plásticos

Uno de los problemas que se pueden enfrentar al crear una escuela de formadores plásticos, es que las artes en general, son consideradas importantes sólo debido a su carácter instrumental y asistencial, puesto que, implica el trabajo manual o sus posibilidades para el disfrute y la recreación. 

Otro problema es que, las artes plásticas son relegadas a actividades extracurriculares que no responden a fines educativos trascendentales en el currículo. Esto es posible constatarlo además, en el perfil de quienes la imparten con una mínima carga horaria semanal, la escasa participación de directivos y docentes en actividades artísticas. 

En muchos casos, el  personal docente que las imparte no tiene las competencias específicas para promover estos espacios de recreación o disfrute, por lo que la calidad de las experiencias y actividades artísticas que se realizan pueden verse comprometidas en su credibilidad. 

Casos de éxito de una Escuela de Formadores Plásticos

Una de las escuelas de éxito en España, es la Escuela Artediez,  la cual se trata de un centro público de Madrid con una gran experiencia en la enseñanza de las artes plásticas y el diseño. La escuela es muy antigua, se creó  en el año 1907 como sección décima de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Dentro de las enseñanzas artísticas del Diseño, se encuentran clases de Diseño Gráfico, Diseño de Interiores, Diseño Industrial y Diseño de Moda. Además, esta Escuela  de artes enseña artes plásticas, historia del arte y artes visuales, luego de la aprobación de una prueba de acceso.

Arteneo, es otra escuela de artes de éxito, privada de Madrid que se dedica a la formación de profesionales en diversas materias relacionadas con el dibujo, arte 3D y animación, ilustración digital y tradicional, diseño gráfico, editorial y publicitario, imagen y pintura digital, infoarquitectura e interiorismo, videojuegos, escultura digital 3D. 

Teniendo la ventaja de su gran variedad de horarios ya que, además de la formación presencial, las personas se pueden formar  por internet, sin barreras geográficas ni horarias.

Otorgan los Grados de Especialización en Arte 3D, Ilustración y Dibujo, Grado Profesional de Ilustración Tradicional y Digital y Grado Profesional en Cine de Animación 3D y videojuegos, así como un Máster en Creación de Portfolio, Diseño y Diseño Gráfico y Pintura digital.