Saltar al contenido

Negocio de catering – Caracteristicas, Emprendimiento y Tips

Iniciar el negocio de Catering

El servicio de catering hoy en día está en auge, es uno de los más solicitados en una gran variedad de eventos, desde cumpleaños, bodas, cenas de empresa, hasta, incluso, puede estar presente de una forma sencilla para cualquier momento con la facultad de adaptarse a las condiciones y la capacidad de todos los bolsillos. Ya no solamente unos pocos pueden contratar una empresa de catering.

Este servicio de comidas y bebidas cada vez se observa con más frecuencia. Por ello, si buscas un sector alimenticio en el que puedas emprender con buenas condiciones, esta es una de las opciones que no puedes dejar de lado. Conoce aquí todo lo que necesitas saber para iniciar y emprende hoy mismo. 

¡Empecemos!

Con alimentación y bebidas puedes iniciar un negocio, míralo todo aquí

¿Cómo funciona un negocio de catering?

Lo primero es definir exactamente el catering. Pues bien, se trata principalmente de un servicio que provee comida y bebidas a quienes contratan de una forma exclusiva a partir de un equipo de trabajo o personal especializado en servir todos los alimentos disponibles y que son acordados, de acuerdo a la oferta y el tipo de evento para el que se haya contratado. 

Ahora bien, para establecer nuestro propio servicio de catering, tenemos que saber qué tipo de comida vamos a ofrecer inicialmente, pues tenemos opciones como: comida tradicional, exótica, de diseño, etc. También debemos tener en cuenta si la comida se llevará elaborada o se cocinara en el lugar del evento, por lo que vamos a necesitar uno u otra serie de elementos.

¿Qué productos ofrecer en un negocio de catering?

Como mencionamos, un servicio de catering puede ofrecer una gran variedad de productos y comidas orientado a las necesidades de sus clientes, de manera que entre la oferta puedes considerar: desayunos, refrigerios, almuerzos, cenas, aperitivos y postres, incluso mesas especializadas en todo tipo de bebidas. 

Dentro de la oferta también se considera ofrecer otros tipos de alimentación, dado que si se contrata este servicio para un evento, seguramente se encontrarán personas con dietas alimenticias variadas, de manera que podemos tener en cuenta la comida sin gluten, la comida vegetariana, pero también otras preferencias como platos nacionales e internacionales, platos infantiles, formales o informales, platos exóticos y clásicos, entre otros. 

Negocio de Catering

Requisitos de inicio: ¿Qué necesitas para abrir un negocio de catering?

Lo primero que debemos consultar y tramitar, son los permisos legales en el ámbito de la restauración son relativamente sencillos. Si el negocio incluye elaborar comidas en las propias instalaciones, será imprescindible tener una autorización sanitaria, tanto para homologar las instalaciones como para poder transportar los alimentos. Hay que cumplir los requisitos que determine la entidad correspondiente de la ciudad en la que nos encontramos.

Adicional a ello, debemos tener autorización de apertura del local. En este caso, en principio, no será necesario tener dicha autorización si el establecimiento es de provisión de comida para particulares. No olvides el certificado de manipulación de alimentos. Hay varios permisos en función de la actividad que se va a realizar y se puede adquirir fácilmente.

No olvides… 

Lo ideal es que antes de dar otro paso, realicemos un estudio del resto de empresas de catering, es decir de la competencia. Esto nos permitirá saber qué ofrecen, qué precios tienen, entre otros datos, pues es importante conocer el mercado. El objetivo principal de cualquier empresa debe ser la diferenciación cubriendo una necesidad de la sociedad  o teniendo unos precios competitivos.

¿Cómo empezar un negocio de catering?

Para este punto, recomendamos que organices una serie de planes que puedas ofrecer a tus clientes de acuerdo a su presupuesto y el tipo de evento que van a dar. Claro, para este punto ya tendrás que haber definido tu lista de posibilidades. 

Estos planes pueden depender de lo siguiente: tipo de comida, número de platos, bebidas acompañantes, tipo de vajilla, cantidad de meseros, horario de servicio, entre otros que debes tener en cuenta, sobre todo si el lugar del evento es un sitio aparte o es de tu propiedad. Recuerda que debes equipar tu negocio con artículos y productos de la mejor calidad, pues de ello dependerá tu imagen en cada servicio. 

A quién nos dirigimos – ¿Quiénes son mis clientes?

Se puede crear una empresa de catering y restauración colectiva, es decir una empresa destinada a escuelas, empresas, hospitales, residencias, etc. La mayor parte de clientes que contratan empresas de catering son empresas dedicadas a eventos, pero también están los centros educativos, alrededor de un 22% corresponde a hospitales y residencias geriátricas, un 10% a comedores de empresas y un 19% está compuesto por asociaciones, entidades religiosas, militares, centros penitenciario. 

Por otro lado puedes ofrecer un catering para las empresas que incluyan desayunos, coffee breaks, cócteles, cenas de directivos u otro para que los trabajadores puedan cerrar tratos en restaurantes o simplemente darse a conocer.

Por último hay la opción de ser una empresa de catering destinada a particulares. Un ejemplo claro son los banquetes de boda o celebraciones familiares, compromisos, como cumpleaños, fiestas de 15 años, primeras comuniones, bautizos, entre otros. Este tipo de eventos requiere de entornos exclusivos, muchas veces en fincas, pero también se lleva a cabo en salones comunales o salones de recepciones. Todo depende de los clientes.

Consejos clave montar un negocio de catering y ganar dinero 

Para poner en funcionamiento una empresa de catering no es necesario contar con una extensa plantilla ni una gran infraestructura. Lo más oportuno para el inicio es el contrato de personal por horas para la realización de servicios concretos, como administrativos, contables y comerciales, personal que gestione el almacén, personal de cocina, camareros y relaciones públicas.

En la etapa de organización de tu negocio, conviene realizar una inversión inicial y con ello poner en marcha un plan de negocio para saber exactamente los gastos que habrá. Recomendamos invertir en construcción y obra, así como en la creación de contratos y uniformes para el personal, instalación de potencia eléctrica, instalación de agua y aire acondicionado. 

También será necesario invertir en el mobiliario y la decoración del local. Sin embargo, recuerda que no es necesario un local, pues puedes ofrecer servicio de catering a domicilio contratado por tus clientes directamente o agencias de eventos, por lo que puedes prescindir de un local abierto e invertir en una zona de almacenamiento para tus equipos y materiales. Ten en cuenta los costes de transporte y otros gastos como son: electrodomésticos, utensilios de cocina y otros elementos para trabajar y el equipo informático. Sin olvidar los gastos de alquiler, las nóminas de los trabajadores y los distintos gastos adicionales que se hagan en publicidad o pequeños incidentes iniciales.

El secreto de este negocio: 

La mayor virtud y objetivo, compartido con la calidad de los platos que ofrecerás como servicio de catering, es la atención al cliente a cada uno de los invitados que atienda el personal de meseros y por supuesto, las personas que contratan. Un invitado insatisfecho o el mismo cliente, puede perjudicar nuestro negocio, limitando la posibilidad de ser recomendados para otros eventos, por ello es sumamente importante que cuides de la atención que ofrece cada integrante del personal hacia los invitados y los anfitriones.

Puntos débiles: evita limitar tus servicios como lo hacen algunos otros negocios, negándose a la posibilidad de incrementar sus ingresos. Se trata de opciones a las que te recomiendo no estar cerrado como por ejemplo el préstamo y alquiler de vajillas, mayor variedad en los platos para todo tipo de ocasión, contar con indumentaria para los meseros para un evento en particular o temático, etc, las posibilidades de innovación son muchas.

La comunicación es uno de los factores clave para conocer las necesidades de nuestros clientes y en esta medida, estar atento y ofrecer todo lo que pudiera llegar a necesitar. Una solicitud no solucionada, una petición no escuchada, fácilmente podía descartar tu empresa de catering para otra ocasión.

Puntos a favor: esta es una idea de negocio en la que puedes elegir la modalidad para prestar tu servicio e incluso las dimensiones, dado que no necesitas contar con un local abierto al público, sino que puedes disponer de una pequeña bodega o cuarto de almacenamiento para guardar todos los materiales, utensilios y máquinas. Puedes contratar personal de acuerdo a cada servicio, e incluso emprender sin experiencia, pero siempre contratar personas que la tengan. Esto implica empezar a formarte para conocer más de tu negocio. 

Muchas personas eligen contratar un servicio de catering por las facilidades que ofrece, de manera que es un negocio que se desplaza fácilmente a sus clientes, por lo que la ubicación, en principio, no es un problema. 

Casos de éxito 

Para conocer más acerca del funcionamiento de servicios y negocios enfocados en el sector de los alimentos, te presentamos algunos casos de éxito que sin duda debes revisar para empezar a fijar el rumbo de tu propio emprendimiento, de manera que puedas conocer no solo su modelo de operación, sino su experiencia y camino en el emprendimiento. 

Las oportunidades de crecimiento son muy amplias con este tipo de negocio, por lo que será necesario generar relaciones con agencias y buscar contactos con los que pudiéramos hacer negocios para construirnos un futuro promisorio en el mercado, ofreciendo siempre el mejor servicio.

Y tú, ¿qué esperas para iniciar?