Saltar al contenido

Sociedad por Acciones: Definición, características y ventajas 

¿Qué es una sociedad por Acciones?

Sociedad por Acciones, se trata de un tipo de sociedad que permite a los accionistas poder regular voluntariamente y en cierta medida, aspectos que conciernen a la sociedad como tal. Puede participar solo un accionista en el proceso, la cual adquiere la facultad jurídica y está en posición de sellar contratos comerciales que se realicen tanto con otras personas jurídicas, como con personas naturales. 

En otras palabras, la sociedad por acciones es un tipo de sociedad de capital, dado que su naturaleza es netamente comercial. Suelen constituirse, en mayoría, Sociedades por Acciones Simplificadas o S.A.S, dado que se puede consolidar a partir de un documento privado, solo en caso de que su constitución se aporten bienes sometidos a la escritura pública, allí requieren este tipo de documento obligatoriamente. 

Características de una Sociedad por Acciones

Es importante tener en cuenta que frente a las obligaciones sociales, el socio se convierte en el deudor mismo de la sociedad que se constituye. Estas son las características principales de este tipo de sociedad: 

Responsabilidad de una empresa con sociedad por Acciones: el socio en este tipo de sociedad, cuenta con una responsabilidad limitada frente a la sociedad que se constituye, lo que lo exime de responder a deudas u obligaciones tomadas por la sociedad. 

Capital social: el capital dentro de la sociedad por acciones puede figurar tanto en acciones como en títulos valores. Se podrán realizar aportes ya sea con dinero físico o bien aportes en especie, proceso que implica la valoración de un experto que determine su valor. El capital estará dividido en acciones transmisibles que pueden atribuirse a un titular o socio. 

Socios: puede constituirse con una sola persona. Sin embargo, puede contar con un equipo o red de socios que no participan dentro de la gestión de la sociedad, pues sus actividades se limitan a la posición de socios colectivos, aunque tienen pueden ser partícipes de los beneficios que se obtengan en la empresa. Solo a la persona titular o socios fuera de los socios colectivos pueden tomar decisiones e involucrarse en los aspectos de la sociedad. 

Duración de la sociedad: si se cuenta con una estimación de la sociedad, esta debe expresarse dentro del documento de constitución, la cual puede establecer que se realiza a término definido, aunque también puede estar a término indefinido. 

Requisitos: es sumamente importante que se autentique el documento privado de constitución, el cual debe pasar por todas las personas que participen en el proceso. No se trata de una escritura pública como tal, sino de un reconocimiento de firmas que debe llevarse ante un notario. En este documento deben figurar aspectos como el nombre, domicilio y documento de los accionistas, la razón social con las letras S.A.S, el domicilio de la sociedad, la duración, el capital social, entre otras. 

Adicional a ello, se debe incluir una descripción de las actividades principales que se realizarán como sociedad, ya sea una actividad comercial o civil. Aunque no es obligatorio, es importante suministrar esta información para efectos de legalidad y posibles complicaciones futuras. 

sociedad por acciones

Pasos para crear una Sociedad por Acciones

Registro: lo primero que debes realizar es consultar en el Registro único Empresarial y Social, allí podrás verificar que no hay otra empresa registrada con la misma razón social que deseas registrar allí. Así mismo, se debe contar con una serie de documentos para la constitución de la sociedad que incluyen formularios, documentos del representante legal, entre otros. 

Se debe realizar el trámite para obtener el Registro Mercantil definitivo, el cual conseguirás con la documentación necesaria establecida dentro de la Cámara de Comercio o la entidad correspondiente de acuerdo a tu ubicación. 

Cuenta bancaria: es necesario crear una cuenta bancaria a nombre de la sociedad. Allí mismo, la entidad bancaria suministrará una certificación que valide la existencia de la cuenta y así mismo, el capital social para el inicio de actividades de la sociedad. 

Estatutos de la sociedad: la sociedad puede terminar por la imposibilidad de que se desarrollen las actividades que fueron previstas en el objeto social de la sociedad, así como por causales establecidas en los estatutos, trámite de liquidación judicial, pérdidas que perjudiquen el patrimonio de la sociedad con mucho porcentaje o bien terminación consensuada. 

Escritura pública: este documento debe incluir el nombre de la sociedad, la cual debe mencionar el tipo de sociedad sobre el que se constituye con la abreviación SpA. Allí mismo se establece el objetivo sobre el cual se consolida la empresa y que requiere de un fin comercial. Debe quedar consignado el número de representantes y su identificación, así como las acciones que cada persona desarrollará para la sociedad. 

Finalmente, para la solicitud de la resolución de facturación, será necesario que se diligencien y realicen los trámites dictados por la entidad. Te recomendamos solicitar la firma digital para tu sociedad. 

Ventajas de una sociedad

Este tipo de sociedad se puede constituir con una sola persona, una de las características más importantes de la sociedad por acciones, dado que en la mayoría de sociedades se requiere de al menos dos personas que constituyan la sociedad. No obstante, el que el titular en primer lugar sea una sola persona, no implica que no puedan unirse más personas, pues se podrá hacer en el curso de la empresa. 

Otro punto importante tiene que ver con que el capital social de esta sociedad puede pagarse en plazos, repartidos en un máximo de 5 años. Este precepto debe estar incluido dentro de los estatutos de la sociedad. Así mismo, los accionistas tienen la posibilidad de vender o ceder sus acciones en la sociedad. 

Ten en cuenta que las regulaciones, porcentajes y algunas de las condiciones de la sociedad por acciones pueden variar de acuerdo al lugar de ubicación, por ello es sumamente importante que antes de iniciar con el proceso de constitución de tu empresa, consultes con un experto que te guíe en el proceso.