Franquicia Yves Rocher – Marca de cosméticos

¿Quién es la franquicia Yves Rocher?

Esta famosa marca Yves Rocher lleva el nombre de su creador quien lanzó sus productos de belleza y perfumería en 1959, aumentando la preferencia en un público especial que busca e incorpora su manufactura al estilo de vida y cultura,  hasta hoy en día.

Yves Rocher fue un Botánico, cosechador, fabricante y distribuidor. Fundando la marca única  de cosméticos que lleva su nombre y domina el ciclo completo de sus 700 productos. Esta especificidad le permite ofrecer productos de calidad a precios accesibles para todos.

Como empresario, Yves Rocher creó y perpetuó su marca,  bajo el grupo Rocher, con un concepto, cuidado y belleza originales de las plantas. Intentó preservar el carácter independiente y familiar del grupo y preparó a su nieto para la transmisión de la presidencia. Rocher siempre tuvo gran apego a su pueblo natal, su departamento y la región de Bretaña.

Su padre murió cuando él tenía solo 14 años, ayudó a su madre a dirigir una empresa textil familiar. Al grupo de Rocher le gusta decir que es a esta edad cuando conoce a un curandero que le confía la receta de una pomada hemostática basada en Ficaire.

Rocher decide elaborar este ungüento en el ático de la familia. Como no tiene los medios para comprar una tienda, desarrolla pedidos por correo que venden su ungüento antihemorroidal directamente a los usuarios, a través de anuncios clasificados en Ici Paris, con algunas demandas por la práctica farmacéutica ilegal. Pronto, se asocia con un farmacéutico y comienza a hacer cremas caseras, ungüentos y tés de hierbas.

franquicia Yves Rocher

¿Qué hace Yves Rocher?

La cadena de  tiendas Yves Rocher son lugares completamente dedicados a la belleza, un verdadero himno a la naturaleza, con diversas fragancias y cosméticos a base de  las plantas para descubrir toda la experiencia de Plant Cosmetics en maquillaje, cuidado facial, perfume, cuidado corporal, una gama completa. Yves Rocher también ofrece atención a los hombres porque no hay razón por la cual ellos  no puedan cuidarse.

Además de su marca de cosméticos, fragancias y artículos de belleza, la empresa ha ido expandiéndose a otros espacios como el de los spa, e institutos de relajación  Yves Rocher, los cuales ofrecen depilaciones, cuidados faciales, cuidados corporales, con expertos esteticistas que invitan al público que sigue esta prestigiosa marca a  relajarse y sublimarse.

La marca captura el entusiasmo de sus clientes por la naturaleza, que comparte y  la gama de productos, lociones, jabones, legalmente menos sensibles que la preparación inicial.

Desde muy temprano, favorece la agricultura orgánica y un enfoque eco-ciudadano. Su elección, además, es mantener precios razonables y continuar vendiendo sus productos fuera de la farmacia.

La empresa sigue creciendo, y años después,  abrió su primera tienda, desarrolló diferentes marcas, se reutilizó para abrirse al mercado con otras enseñas familiares, tales como Jouvance, Ricaud, que luego se expandieron  en el extranjero.

¿Qué ofrece Yves Rocher?

En 1982, Yves Rocher funda en Fougerêts, en Morbihan, la empresa Françoise Saget, que lleva el nombre de uno de sus antepasados, y que comercializa productos textiles como la ropa de cama por internet y por catálogo.

En el 2016, Françoise Saget realiza una facturación de millones de euros. Hace referencia a 2.000 productos y tiene alrededor de un millón de clientes en Europa, incluidos Alemania, Suiza y Bélgica.

La marca Yves Rocher siempre ha tenido la  misión de trabajar con fundaciones que llevan su nombre para reducir el impacto sobre el medio ambiente y controlar los costes, para garantizar precios que esten al alcance de las mujeres y hombres  de todos los estratos sociales.

La franquicia Yves Rocher tiene responsabilidad social corporativa ya que, siempre ha existido en la empresa la preocupación por el planeta, comprometiéndose de forma activa en la preservación y conservación de un planeta más verde.

Para ello crearon la fundación Yves Rocher, bajo la protección del Institut de France, que se dedica con una fuerte y real participación a la protección del planeta, en amplias campañas de  sensibilización en la población mundial.

La franquicia Yves Rocher, garantiza a sus inversores el prestigio de la marca, de la Cosmétique Végétale, creada con gran respeto por del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Igualmente, le aporta el prestigio y la experiencia de 40 años en la comercialización de productos de belleza y servicios de estética. Con gran aceptación en el público consumidor apoyado por un marketing directo, generando ofertas adaptadas que potencian y motivan la fidelidad de los clientes  y la publicidad en los espacios de venta.

La empresa ofrece además un amplio programa de formación, para el conocimiento e integración de la marca, tanto para el franquiciado como para su grupo de trabajo. Garantizando el respaldo permanente y continuo para el desarrollo, la consolidación del negocio, mediante, y su equipo de ventas.

La franquicia tiene además la modalidad de contrato de arrendamiento, en la que Yves Rocher financia  la totalidad de la inversión, confiando al franquiciado el control de la tienda, otorgandole el permiso de crecimiento de su negocio bajo el amparo de la marca y  cadena de Yves Rocher, a cambio de un canon de arrendamiento que deberá pagar mensualmente.

¿Cuáles son los requisitos de la franquicia Yves Rocher?

El franquiciado debe estar comprometido con la realización del programa de formación, y el cumplimiento de los principios filosóficos y reales de la marca con la protección del medio ambiente.

Así mismo, las especificaciones del negocio deben ser con un tamaño del local a partir de los 70 m2, con una fachada mínima de 4 metros, y una población mínima de 70.000 habitantes.

¿Cuáles son los costes de la franquicia Yves Rocher?

La inversion total se estima a partir de los 60.000 €, con un canon de entrada de 5.000€, sin royalty, ni canon de publicidad. Con una duración del  contrato de 7 años.

Problemas que pueden ocurrir al iniciar esta franquicia

Uno de los retos de esta empresa son los márgenes reales, que casi siempre  son menores que los estimados. Los franquiciados una vez inician negocio con la compañía están obligados a renovar contratos, y a firmar reconocimientos de deuda.  Corriendo el riesgo de perder el negocio en 7 días si no cumplen con el cobro de deudas de 15 días. Se deben pagar además, recibos de los suministros y asumir el coste de promociones y regalos.

Sugerencias para tener éxito con esta empresa

Es muy importante verificar los términos del contrato y su cumplimiento, antes de la firma definitiva. Buscando la forma de que haya un amplio entendimiento y comunicación entre la empresa y el franquiciado para evitar que se presenten conflictos que den al traste con la relación de negocios que inicialmente se consolidó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *