Saltar al contenido

Realizar una Entrevista de Trabajo siendo Jefe – Guía y Consejos

¿Cómo se realiza la entrevista?

Cuando se trata de entrevistar a futuros empleados de la empresa siendo el jefe, es importante tener claro el perfil del personal que está seleccionando. Los criterios de calidad que está buscando así como la normativa de la empresa referente a la contratación de personal, teniendo en cuenta la definición del cargo. 

Siendo el Jefe quien entrevista, el mismo es por excelencia la imagen de la empresa. Pocas guías de entrevistas están hechas desde el jefe porque la mayoría de las mismas las realiza otro personal que tiene que ver con recursos humanos, pero cuando se trata de la entrevista desde el jefe se tiene que preparar para determinar si la persona que tiene enfrente es el empleado que necesita. 

El Jefe es quien tiene la última palabra sobre la decisión de contratar o no a un personal. Por lo tanto, todo lo que decida y haga desde el momento en que se presenta el candidato hasta que termine la entrevista, le va a transmitir y a proyectar la imagen de la empresa. Por lo tanto, la forma de vestir, la puntualidad, la pulcritud o formalidad en el trato,  todas estas cualidades pueden ser decisivas para que el entrevistado tome sus propias decisiones.

Incluso cuando un jefe ha hecho mas entrevistas de las que puede contar llevar a cabo las entrevistas de trabajo nunca parecen ser más fáciles. Con cada entrevista de trabajo, el jefe conoce a gente nueva, escucha las propuestas que hacen los entrevistados para venderse a si mismos  y sus habilidades, y a menudo el jefe termina descartando a un importante número de aspirantes. Por ello, preparar la entrevista siendo el jefe puede ser un desafío, especialmente cuando realiza entrevistas para un trabajo para el que le gustaría conseguir el mejor contratado.

Como jefe que entrevista se tiene la certeza de ofrecer su opinión sobre los méritos de los distintos candidatos. Puede conocer a cada candidato en privado o formar parte de un panel compuesto por otros empleados. La entrevista brinda la oportunidad de conocer el estilo de gestión, la filosofía y la personalidad de cada candidato. Como jefe puede hacer  preguntas detalladas que le ayudarán a asegurarse de que se siente cómodo con la persona elegida finalmente para el trabajo. 

Realizar una Entrevista de Trabajo siendo Jefe

Pasos para dar la entrevista siendo jefe

Averiguar cuántos candidatos tiene para entrevistar  y cuánto tiempo debe durar cada entrevista. Si sólo tiene un espacio de tiempo de 15 o 20 minutos, el entrevistador jefe quiere priorizar su lista de preguntas para asegurarse de obtener respuestas a sus preguntas más importantes.

Saludar a los candidatos con una sonrisa y un apretón de manos. Debido a que como jefe está escogiendo a una de estas personas que pudiera ser su nuevo supervisor, y quiere causar la mejor impresión posible.

Hacer saber al solicitante lo que hace en la empresa. Cubriendo sus funciones principales, pero manteniendo  una descripción breve.

Pedir  al solicitante que hable de su experiencia previa. Averiguando cómo esa experiencia le ayudará en su empresa.

Indagar el  estilo de gestión que prefiere el solicitante. Proporcionando un ejemplo de un proyecto que involucre a varios empleados de su departamento y preguntándole  cómo lo manejaría el solicitante.

Determinar si el solicitante tiene aptitudes para la gerencia a pequeña escala, seguramente no se obtiene una respuesta exacta a la pregunta si se hace directamente y se sugiere hacer una pregunta indirecta en su lugar pidiéndole al solicitante que describa el manejo de una situación en la que algo salió mal o qué métodos asegura si el trabajo es para una directivo, con los  que considera que los empleados alcancen objetivos.

Discutir como jefe el tipo de aspectos que pudieran contrariar al solicitante. Puede averiguar bastante haciendo la pregunta, particularmente si su potencial solicitante es un potencial directivo que espera que otros empleados lleguen media hora antes de la hora de inicio o le gusta  que los empleados muestren los objetos personales en los escritorios.

Preguntar  al solicitante sobre los planes para el departamento si es contratado. 

Pedir al aspirante una descripción de las prioridades durante la primera semana o mes en el trabajo, haciendo preguntas puntuales a los solicitantes, ya que estas preguntas establecen la expectativa de lo que como jefe le gustaría en una asociación mutua con los posibles contratados.