Saltar al contenido

Asistente virtual por internet – Caracteristicas, Razones y Tips

¿Cómo iniciar tu negocio de asistente virtual por internet?

 

Con la creciente necesidad de independencia laboral y las nuevas tecnologías, el mercado ha dado nacimiento a una importante variedad de trabajos virtuales que hoy representan una de las mejores oportunidades para quienes se plantean trabajar desde casa e iniciar su propio negocio. En este caso, el servicio de Asistente Virtual también conocido como telesecretariado o asistente por Internet, es un medio creciente que poco a poco empieza a hacerse mucho más fuerte.

Es por ello que, si eres una persona organizada, aplicas valor al tiempo y la distribución de tareas, entonces podrás dedicarte a ofrecer este servicio desde casa. ¿Cómo empezar? Veamos toda la información que hoy traemos para ti y para que, de esta forma, sepas cómo debes iniciar tu propio negocio de asistente virtual. 

Emprender negocio en la red, toda la lista acá

¿Cómo funciona y qué realiza un asistente virtual?

Un asistente virtual o asistente por Internet, cumple las mismas funciones que un asistente que trabaja de manera presencial, pero cambiando el formato, ya que el medio en el que se desenvuelve es digital y usa las herramientas tecnológicas para seguir cumpliendo con las actividades necesarias. 

Algunas de las funciones de un asistente virtual pueden ser: ofrecer servicio de asistencia virtual, atención al cliente a través de correo electrónico, recepción de llamadas, actualizaciones al blog del negocio para tu cliente, encuestas a clientes, control de agenda, telemarketing, información de la compañía, redacción de documentos, procesos de contabilidad, gestionar pedidos y entregas, entre otros que pueden estar involucrados en el campo y que dependen de las necesidades de tus clientes.

¿Cuáles son los requisitos para convertirse en asistente virtual?

Como trabajador independiente, es necesario que cuentes con los permisos y licencias necesarias para ejercer tu labor, los cuales, además, te servirán de soporte para garantizar la legalidad de tu servicio ante tus clientes. Por otro lado, contar con estos documentos (los cuales debes averiguar en las entidades reguladoras de la zona en la que te encuentras), te va a permitir poder generar facturas para cobrar por tus servicios, ya que cuentas con un registro tributario.

Es necesario que tu negocio cuente con una razón social, es decir, con el nombre con el que va a funcionar tu negocio a partir del servicio que ofreces. Aunque si bien es un aspecto que puedes considerar no hacer, especialmente si sólo quieres desempeñarte como independiente, lo recomendable es hacerlo por si posteriormente tus clientes desean buscarte o por si deseas ampliar tu negocio y contar con agentes de asistencia virtual que trabajen para ti, pues este es un negocio cuyas dimensiones pueden aumentar considerablemente. 

Además de ello, en el momento de la promoción de tu negocio, es fundamental que cuentes con un buen sitio que además de ser claro, sea profesional para presentar a tus clientes, ya que será como tu hoja de vida, tu presentación y debes dejar una buena impresión. Podrías generar tarjetas de presentación que entregues a empresas y negocios físicos para trabajar desde casa.

¿Cómo empezar mi propio negocio como asistente virtual? 

De acuerdo a las áreas que más sean de tu interés, junto con el campo o área en la que desees trabajar, es necesario empezar a hacer una lista de las personas que podrían ser tus clientes y a quienes vas a empezar a ofrecer tus servicios. Una buena forma de elegirlos puede ser por el tipo de actividad que realizan, el tipo de producto o servicio que ofrecen, por ejemplo. 

Para encontrar a estas personas, las plataformas de trabajos freelance son una gran herramienta, ya que te permiten encontrar clientes que están necesitando precisamente lo que tu ofreces. Sin embargo, tienes la posibilidad de elegir el campo en el que te gustaría desempeñarte, por ejemplo empresas de determinado sector del mercado. Recuerda construir un sitio web donde ofrezcas todos tus servicios a un público mucho más amplio. 

Consejos clave para convertirse en asistente por Internet

Es una actividad que puede tener varios obstáculos para iniciar, el primero de ellos será la consecución de clientes, ya que sobre todo los empresarios y personas que podrían necesitar este tipo de servicios, a menudo tienden a contratar asistentes que trabajen de manera presencial, sin embargo, esto suele suceder cuando tienen negocios o actividades ya establecidos, de manera que una buena opción podría optar por personas que estén iniciando emprendimientos y deseen reducir costes. 

¿Cómo establecer costos? Ten en cuenta que para este tipo de negocios, es necesario establecer una tarifa por hora, por lo que de acuerdo al tiempo que necesite el cliente de tu servicio, podrás establecer un costo mucho más adecuado. Para establecer una tarifa debes tener en cuenta las funciones que solicita y redondear el costo. Para darte una idea, podrías cotizar con otros Asistentes Virtuales sus costos y cómo los establecen.

Existe una gran variedad de herramientas de organización y productividad que puedes tener en cuenta para este tipo de servicios, ya que te ayudarán a manejar correctamente tus tiempos y tus actividades pendientes. Evita comprometerte con más de uno o dos clientes si sueles dedicar mucho tiempo al servicio de asistente virtual para ellos, pues más carga sería negativo para tu productividad y tu salud, evita sobrecargarte de tareas.

Puntos débiles: es posible que experimentes altos niveles de estrés si no organizas correctamente funciones y actividades, por lo que, además de las actividades que tiene un Asistente Virtual, también debemos organizar nuestros tiempos libres y no dejar que tu trabajo consuma mucho más tiempo del que tienes planeado, pues esto también podría generar problemas de salud con el paso del tiempo. Siempre lleva una agenda de apuntes virtual o física, como prefieras, donde anotes cada eventualidad y actividad pendiente para llevar el orden de tus tareas. 

Puntos a favor: este tipo de negocio es posible en la actualidad, gracias a la variedad de herramientas tecnológicas con las que contamos, las cuales facilitan los canales de comunicación con los clientes y permiten que sea una actividad que beneficia a ambas partes. Es un emprendimiento que puedes iniciar desde la comodidad de tu casa, pues si prefieres no es necesario contar con una oficina de funcionamiento, sino que esta estará instalada allí. 

Casos de éxito

Son muchos los emprendimientos que han iniciado su camino en el mercado con la aplicación de pequeños servicios y hoy se han consolidado como empresas líderes en el mundo de los servicios o soluciones empresariales, es por ello que en el siguiente enlace podrás ver una serie de franquicias dedicadas a todo tipo de actividades dirigidas a este sector. Así, podrás tener puntos de referencia, aspectos para inspirarte y conocer cómo se mueven en el mercado. 

¿Eres organizado, te gustan los trabajos de oficina y puedes llevar tus tareas a tiempo? Quizá es momento de lanzarte al mercado con este servicio que cada vez más empresas requieren.