Consejos

¿Qué estilos de liderazgo podemos identificar?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Liderazgo, ejercer influencia sobre las personas

Antes de conocer los estilos del liderazgo, debemos comprender la totalidad del término al que hace referencia el liderazgo. Pues bien, el liderazgo es la capacidad o también la habilidad que tiene una persona para poder ejercer un tipo de influencia sobre otra. Esto permite al líder, como se conoce, a que induzca, anime, motive o estimule a otras personas para seguir un procedimiento que vaya en pro de metas determinadas para un fin común, con entusiasmo, frenesí, admiración y sobretodo, con voluntad propia.

Cuando hablamos de liderazgo dentro de una empresa, generalmente este puesto lo asume algún integrante del nivel jerárquico y se dirige, directamente a otros niveles pero ubicados en el inferior. Un ejemplo claro de este método, es el de un dueño de negocio, sobre sus empleados o trabajadores, o de un supervisor sobre sus subalternos.

Esto no quiere decir que el liderazgo no esté presente en otras instancias, pues puede aplicarse a los mismos empleados pertenecientes al nivel jerárquico en el mismo punto, para generar entusiasmo y motivación y de esta forma, mejorar y fortalecer la productividad de sus compañeros de equipo.

¿Cuáles son los tipos de liderazgo?

Como hemos referenciado anteriormente, existen diferentes ocasiones y lugares en los que se puede aplicar el liderazgo, es por esto que es posible identificar diversos estilos cuyo contenido veremos más adelante.

Los estilos de liderazgo que existen en la actualidad, son tres: el liderazgo autoritario, el liderazgo democrático y el liderazgo liberal, en los que haremos énfasis a continuación:

El liderazgo autoritario

Este estilo de liderazgo comprende básicamente un carácter dominante con respecto al líder de este tipo, pues es quien usualmente ejerce la toma de decisiones sin antes contar con la participación de los subalternos, además no tiene la necesidad de justificar y fundamentar dichas determinaciones.

En sí, lo que encierra el liderazgo autoritario es una actitud de dominio, se podría decir que de cierto modo, también impone una dictadura. El líder de este estilo, adopta una actitud restrictiva, llena de exigencia en cuanto a la obediencia y acatamiento de órdenes, además de supervisar de forma contínua a sus trabajadores o empleados.

El liderazgo democrático

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Aprende como Invertir en un Negocio de forma inteligente

Uno de los fines principales del liderazgo democrático, es hacer que el líder responsable, sea un integrante más dentro del equipo o grupo. Aquí las decisiones se toman entre los mismos miembros, pero, están bajo la supervisión, consentimiento y orientación por parte de su líder correspondiente.

Uno de los puntos que caracterizan este estilo es porque el líder tiene la capacidad de escuchar a los integrantes de su equipo, esto, adicionando la amabilidad, amistad y accesibilidad de confianza a la que no es ajeno. También contribuye a la resolución de conflictos personales de los trabajadores, muestra consideración y comprensión, y un profundo interés por sus semejantes, promueve la participación de cada miembro y se puede llegar considerar algo permisivo.

El liderazgo liberal

El estilo del liderazgo liberal, asume una participación mínima por parte del líder, ya que éste, le otorga a sus subalternos, miembros de su equipo, la total libertad en cuanto a las decisiones y determinaciones que supongan un carácter grupal o individual. No obstante, pese a que su participación es limitada y restringida, puede opinar y manifestar algunos puntos los cuáles se deben seguir y la suministración de información que sea solicitada por el grupo.

Te puede interesar:

¿Cuándo y cómo aplicar los estilos de liderazgo?

Es importante que para esta gestión, identifiquemos puntos como: las personas que integran el equipo, los intereses propios de los altos mandos sobre sus trabajadores y los fines a los que va dirigido todo el grupo.

Si se desea aplicar el liderazgo autoritario de forma exclusiva, se debe tener en cuenta que con su uso, se podría lograr mayores sumas de trabajo, pero, se harían visibles las tensiones, el estrés y quizá se reduciría de gran forma la iniciativa por parte de los trabajadores. Adicional a esto, el líder autoritario debe estar supervisando cada labor.

El momento clave para tomar un liderazgo de este estilo, es cuando las labores se tornan rutinarias y hasta repetitivas, cuando los trabajadores presenten actitudes que no van acorde a lo que se ordena, como indisciplina, cuando las funciones no se hacen de forma eficiente o se cometen errores.

Cuando se opta por usar el liderazgo liberal, netamente, ese puede ponerse en contra de algunos resultados referentes a la calidad, puesto que, las labores se desarrollarán al azar, además de esto puede generarse una pérdida de tiempo en cuanto a discusiones que no estén relacionadas directamente con el trabajo o la función en sí.

Se debe aplicar el liderazgo liberal, también, cuando es evidente que el trabajador o miembro del grupo, muestra altos niveles en cuanto a la eficiencia de su trabajo o tarea correspondiente y un gran sentido de responsabilidad y compromiso.

En la medida en que se use solo y exclusivo el liderazgo democrático, se debe tener en cuenta que probablemente, los niveles en cuanto a la producción, no proporcionarán resultados similares a los trabajadores que actúen bajo la presión del liderazgo autoritario, pero, en este sentido, la calidad de la tarea será superior. Un punto a favor para tener en cuenta, es que bajo este mando de liderazgo, la eficiencia, la creatividad, las habilidades de la comunicación, el compromiso, el entusiasmo y la responsabilidad serán evidentes en cada uno de los trabajadores.

Entonces, con esto en cuenta, parece ser que la opción más viable para aplicar en cuanto a los estilos de liderazgo, es el liderazgo democrático. Pero la elección va mucho más allá de solo la percepción que nos puede dar, pues el estilo debe encajar con la situación, como a las personas que van a tomar el cargo de líderes, los trabajos que se vayan a hacer y como último pero no menos importante, el objetivo.

Sin embargo, algunas características de los diferentes estilos de liderazgo pueden manifestarse en cualquier estilo que estemos implementando de forma exclusiva. Esto se debe a que, el líder trabaja en pro de una finalidad beneficiosa para todos, donde quizá se puedan cumplir reglamentos y se incorporen diversas formas de iniciativa para los trabajadores.

Debemos exponer un liderazgo de este tipo, cuando los empleados o integrantes del equipo, desarrollen de forma adecuada sus tareas y debido a esto, el negocio, empresa o labor, se vea bien encaminada además de representar crecimiento.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Tipos de estrategias de mercadeo

Write A Comment