Invertir en una franquicia de cigarrillos electrónicos

Montar una franquicia de cigarrillos electrónicos

El negocio de los cigarrillos electrónicos es un negocio que está en auge, es un innovador modelo de negocio que aún se encuentra lejos de haber sido explotado en su totalidad, por esto si quieres emprender un buen negocio, este es tu momento.

Los cigarrillos eléctricos son un dispositivo electrónico en forma de cigarrillo tradicional, que funciona con una batería recargable y que, a través de una amplia gama de aromas, está dirigida a personas que desean seguir fumando sin inhalar las sustancias nocivas del tabaco. El aparato vaporiza la sustancia contenida en los cartuchos, provocando la expulsión de vapor que imita al humo en el cigarrillo tradicional y consiguiendo así en el usuario un efecto similar.

Las franquicias que comercializan este producto de cigarrillos electrónicos dan unas condiciones,  a los nuevos emprendedores que varían en función de cada franquicia, en general el local exigido es de pequeñas dimensiones y el canon de entrada nada excesivo.

te puede interesar:

franquicia de Flamingos Vintage Kilo

franquicia de bicicletas

Franquicias de cigarrillos electrónicos 

cigarrillos electrónicosPuff Cigarette Iberia: esta franquicia se creo en el 2012 como un proceso de expansión de un negocio en alza, ofreciendo al público español todos los beneficios que comporta la utilización de cigarrillos electrónicos. La clave de su éxito reside en los líquidos que emplea, puesto que son uno de los pocos fabricantes que elabora su propia línea de líquidos, con un catálogo de más de 60 aromas, con una inversión requerida de 12.000€.

Smoke Quality: esta franquicia nació en el 2012 y ofrece ventajas desde el coste de apertura, hasta el diseño y la decoración del punto de venta, con productos de gran prestigio y con una amplia demanda, con una inversión de  7000€.

Happy Smoky: esta franquicia nace en el 2013 y ofrece un atractivo plan de captación para que los usuarios entren en sus establecimientos y acaben de convencer gracias a un ambiente desenfadado, con  una cuidada presentación de los productos, el personal en tienda, los colores, y sobre todo, el precio, con un  servicio impecable, rápido y eficaz de los productos que se le proporcionan. Requiere de una inversión de 13. 704´70 € para el local, de 1.835 € para el corner y de 7.399´50 € para el stand en un centro comercial.

Fumaroma: es una franquicia de cigarrillos electrónicos que ofrece, toda la información, el material y el producto para comenzar a operar como franquiciado de la cadena, con  un diseño atractivo, una importante variedad de productos y un know how continuado. Con una inversión a partir de 12.000 €.

Cloudia: es una franquicia con una gran variedad de esencias: del café al regaliz, menta de las especias, que el consumidor inhala en el lugar de las sustancias nocivas que contiene el tabaco y papel y cuenta con una firme apuesta por las baterías recargables.

Didgeridoo: esta franquicia  no cuenta con canon de entrada y requiere un local de 35 a 75 m2.Dispone de una amplia gama de cartuchos con diferente sabor y dosificación de nicotina.

Duenote: esta franquicia crea unos cigarrillos electrónicos con un vaporizador real y se compone de una batería, una resistencia eléctrica y un pequeño tanque dentro del cual se coloca el líquido aromatizado. Un mecanismo simple y unas condiciones de franquicia con idéntica sencillez. Con una inversión de inicio de 1.000 a 6.000 euros y sin necesidad de local comercial.

Aquí un vídeo acerca de la franquicia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *