Tiendas

Guía para abrir una tienda de ropa usada con éxito

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Guía para abrir una tienda de ropa usada

Paso a paso para montar una tienda de ropa de segunda mano

Las tiendas de segunda mano, son quizá una de los tipos de negocio más fuertes y que ha logrado mantenerse a través de los años pese al creciente mercado actual que amenaza con acabarlo, pues el factor clave que permite mantener y sobresalir a las tiendas de segunda mano, independientemente de los artículos que se vendan, es el valor que se le da a los objetos, pues además de tener elementos que ya no se producen o se encuentran en otros lugares, como las tiendas de antigüedades o las tiendas de colección, este comercio da paso a la reutilización de elementos, lo que también comprende un lazo con el medio ambiente a través del reciclaje.

En la actualidad, muchas personas prefieren adquirir prendas en tiendas de ropa usada por varias razones, unas abarcan en los costos, debido a que se consiguen prendas en muy buen estado a precios excelente y que son prendas que posiblemente ya no se consigan en el mercado del momento. Una de las claves para el buen funcionamiento de las tiendas de segunda mano sobre las prendas de vestir, es ofrecer buen material, además de pasar por procesos de lavado y limpieza estrictos a los que sin duda, deben someterse.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Abrir una tienda de manualidades con cerámica y alfarería

te puede interesar:

Por esto, si estás en búsqueda de un negocio rentable en el cual orientar tu proyecto, esta puede ser una excelente alternativa para ti, pues además de ofrecer una gran variedad de productos, este tipo de negocios es un buen método para generar ingresos, incluso cuando los tiempos sean difíciles. A continuación te presentamos un paso a paso que te será de gran utilidad para empezar:

  1. segunda manoLa ubicación de la tienda: Tienes una gran variedad de opciones sobre el lugar en el que puedes establecer tu tienda, algunas de ellas son un escaparate como tienda minorista o montar un puesto en los mercados de pulgas, incluso montar tu tienda en tu propia casa si cuenta con visibilidad adecuada.
  2. Origen y procedencia de las prendas: Para la consecución de las prendas, también cuentas con opciones, pues puedes adquirirla a través de una tienda de consignación e incluso comprada por tu cuenta. La primera opción comprende la aparición de personas que transportan las prendas hasta un lugar. Debido a la cantidad de condiciones a las que te puedes enfrentar, será necesario que establezcas una política sobre el tipo de prendas que vas a recibir y las condiciones que éstas sin duda, deben cumplir. En caso de que desees comprar las prendas, puedes aprovechar situaciones como las liquidaciones de patrimonio, las ventas de jardín e incluso las ventas de otro tipo de tiendas que se asemejen a la tuya. Puedes optar por promociones con el fin de divulgar tu tienda y así, las personas puedan llevarse todo lo que ofreces.
  3. El perfil del público: Puedes enfocarte en un solo tipo de prendas para comercializar o todo tipo de éstas. Algunas de las opciones que tienes a la mano, son prendas para niños, prendas de diseñadores para mujeres y hombres, ropa clásica, etc.
  4. Las licencias y los permisos: Estos documentos son esenciales, pues te permitirán poner en marcha tu tienda de ropa usada. Asegúrate de tener la información necesaria sobre las licencias y los permisos que necesitas para empezar a funcionar como comerciante, esto depende de la región o el municipio en la que te encuentres, pues todas usan reglamentaciones diferentes.
  5. El equipo, el suministro y las herramientas: Para empezar a funcionar, no solo serán necesarias las prendas, sino que, también, algunos equipos y elementos para ello. Algunos de los objetos que vas a necesitar, son: exhibidores, estantes para las prendas, colgadores y armarios, probadores, maniquís, cajas registradoras, bolsas de compra, cajas con terminales para el paso de tarjetas de crédito, entre otros elementos necesarios como artículos de escritorio, calculadora y demás.
  6. La apariencia de la tienda: Debes enfocar una parte de tu atención en la apariencia de tu tienda, procurando que ésta sea visualmente atractiva y que invite a los transeúntes a pasar. Puedes montar un exhibidor fabricado con vidrio y decorarlo de tal forma que sea altamente llamativo con el fin de la atracción de posibles compradores. Los maniquís y los modelos de ropa son una excelente opción, pues facilitan el uso de cada una de las prendas. Inspírate de otras tiendas para darle toques originales y creativos a tu negocio.
  7. La promoción de la tienda: Debes asegurarte de contar con la publicidad adecuada para captar al perfil del público que hayas elegido dependiendo del tipo de prendas que vayas a comercializar. Algunas opciones para la promoción de la tienda, podrían ser la promoción en medios radiales, los anuncios en periódicos de la zona, avisos publicitarios, volantes, entre otros, incluso puedes organizar desfiles para eventos caritativos que permitan modelar tus prendas y crear lazos con tiendas de otras áreas.
QUIZÁS TE INTERESE ...........  Consejos para abrir una tienda de regalos, recuerdos o souvenir

Aquí un vídeo para tener en cuenta algunos aspectos sobre el negocio.

 

Write A Comment