franquicia Body Shop

Franquicia The Body Shop – Marca de productos de belleza

¿Quién es la franquicia The Body Shop?

La franquicia Body Shop se inició en Inglaterra en 1976, consolidándose como una marca de productos de belleza naturales, estructurados bajo los principios de originalidad y ética. Por lo tanto, la compañía se dedica a producir cosméticos de calidad para el tratamiento de la piel y el cabello, así como también productos de maquillaje.

La empresa idea un tipo de producto de alto nivel y calidad sustentados en principios naturales, cuyos resultados son difícilmente superables e imitables por la competencia.

La compañía promueve y practica el comercio justo, basado en el intercambio, la transparencia, honestidad, el respeto, la equidad en el comercio internacional. Así mismo, contribuye al desarrollo sostenible incentivando las mejores condiciones comerciales para asegurar los derechos de las personas productoras y trabajadoras en condición de vulnerabilidad.

franquicia Body Shop

¿Qué hace The Body Shop?

La empresa pasó a manos de la trasnacional Natura Cosmeticos y con el apoyo de ambas marcas se fortalece la franquicia a nivel internacional. Las dos marcas promueven la sostenibilidad en los procesos de fabricación de los productos.

Aplicando métodos que son amigables con el medio ambiente y la protección animal. Participando en campañas a favor del saneamiento del aire conjuntamente con la empresa AirLabs.

¿Qué ofrece la empresa The Body Shop?

La marca desarrolla productos naturales tales como productos para el cuidado del baño y del cuerpo de aromaterapia y masaje, limpiadores corporales, peelings corporales, cremas hidratantes, cuidado de pies y manos, spa y tratamientos.  Cosméticos para el cuidado de la piel, accesorios, limpiadores, cuidado de labios y ojos, humectantes y tónicos.

También, elaboran productos de alta calidad en maquillaje, fragancias, cosmética para el cuidados en los  hombres, como desodorantes, baño y ducha, cabello, afeitado y cuidado de la piel. Así como también, paquetes con ideas creativas en  regalos.

La marca ofrece así mismo, una serie de ventajas al franquiciado emprendedor tales como la oportunidad de dirigir una de las empresas minoristas más exitosas del mundo, creando impacto y contribuyendo a la sostenibilidad de las comunidades. Pues se apoya en la marca construida de manera ética y sustentable

¿Cuáles son los requisitos de la franquicia The Body Shop?

La franquicia de Body Shop requiere de un perfil de empresarios motivados, auto-conducidos, apasionados y emprendedores que se identifiquen con los valores de la marca, con experiencia comprobada en ventas minoristas.

La empresa también manifiesta que el franquiciado requiere de habilidades de liderazgo sólidas y capacidad para manejar el personal tanto del equipo como de los clientes.

También debe poseer una sólida comprensión del mercado local, con un verdadero interés y pasión por la industria de la belleza, demostrando una sólida posición financiera y acceso al capital de trabajo.

¿Cuáles son los costes de la franquicia The Body Shop?

La cuota de inicio de la franquicia está fijada en  50.000 €, con una tarifa de 5000 euros. El rendimiento empresarial estelar es recompensado con un esquema de bonos, planes promocionales que se adaptan a la conducción del tráfico en la tienda, fondos de marketing y un programa de capacitación operativa y minorista para ayudar a dirigir la tienda.

Problemas que pueden ocurrir al iniciar esta franquicia 

La marca enfrenta los desafios de la competencia cada vez mayor  de tiendas de cosmética que compiten en el mismo territorio, desde supermercados a cadenas de moda. Igualmente, tiene el reto de la la popularidad  imparable de las compras en línea, así como los costos altos relacionados con el mantenimiento de un número amplio y muy importante de tiendas físicas.

Sugerencias para tener éxito con esta empresa

La empresa está tratando de retomar los principios fundamentales con los que se creó esta marca, como lo fue que no se hacía publicidad y se evitaban los canales tradicionales de distribución, se invertía lo menos posible en empaques, en las etiquetas de sus productos se describen los ingredientes sin prometer milagros. Se elaboraban los productos con ingredientes naturales en envases reciclables, con un código ético y filosófico de comercio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *