Cómo abrir un geriátrico

Abrir un geriátrico – éxito en los años dorados

Abrir un geriátrico puede llegar a darnos muy buenas ganancias si sabemos administrar bien el dinero y si brindamos un muy buen servicio, ya que se trata de un negocio con altísima demanda en la actualidad.

Los tiempos han cambiado y dos factores se conjugaron para que abrir un geriátrico sea la respuesta económica que muchos están buscando.

El primero de ellos es que la familia de la actualidad es una familia segregada. Ya no existe que todas las generaciones convivan en una casa. Incluso sucede que las personas se van a vivir solas siendo aún muy jóvenes y antes de casarse. A esto se le suma que las personas que se jubilan sigan trabajando, ya sea de forma independiente o en otra compañía que permita jubilados o, simplemente, a escondidas del estado. Esto plantea una pregunta,  ¿con quién se queda el adulto mayor?

Solo, parecería ser la respuesta, pero ocurre que no siempre ese adulto mayor está en condiciones de quedarse solo, y es aquí que entra el segundo factor: el Alzehimer. El avance arrasador de esta enfermedad, 1 de cada 3 adultos mayores de 60 años la padece, hace que sea imposible que esa persona esté sola.

Entonces entra en escena la más codiciada: La Casa de Salud o Geriátrico.

Qué ofrece un geriátrico

Abrir un GeriátricoAl abrir un geriátrico, hay que tener en claro qué es lo que ofrece. En un principio es el alojamiento, la atención y la alimentación de quienes allí se hospedan.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Negocio de Equipamiento de Cocinas

La elaboración y servido de comida están a cargo del geriátrico. Hay que tener mucho cuidado aquí de no incluir sal ni grasa en las comidas, ya que la mayoría de los huéspedes padecen enfermedades que les impiden comer estas sustancias. A quien su médico le autorice, se le puede dar un salero aparte.

Sin embargo, para que tu geriátrico marque la diferencia, no te quedes con estos tres simples servicios, sino que ve a por más, creando una empresa 100% orientada al cliente, que es el adulto mayo.

¿Cómo lo haces? Ofreciendo servicios que otros geriátricos, por no gastar, por pereza o por ignorancia, no ofrecen. A saber:

Recreación: una vez a la semana contrata a alguien que venga a cantar, actuar, hacer un monólogo, bailar, lo que sea. Conviene que sea siempre la misma persona, ya que los adultos mayores tienden a formar un vínculo con la persona y, cuando llega el día en que viene, esperan ansiosamente tanto a su show como a la persona misma.

Talleres: organiza con talleristas para que vengan a darles clases de: bordado, tapiz, tango, salsa, teatro, expresión corporal, óleo, en fin, cualquier cosa que los haga sentir útiles y contentos.

Paseos: una vez cada quince días o al mes, organiza una salida a lugares de interés, como ser parques, museos, jardines públicos, etc.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Crear un cultivo de plantas medicinales

El fantasma de los geriátricos

Abrir un geriátrico cuenta, ya de entrada, con una carga muy negativa que se la debemos a empresarios inescrupulosos que deciden abrir un geriátrico con el mero y nefasto objetivo de ganar dinero sin tener que hacer nada más.

Esto ha llevado a que no pocos sean los geriátricos que, reciben un paciente para sencillamente doparlo y no tener que ocuparse en demasía de él.

Muchos son los casos de adultos mayores que han ingresado impecables a un geriátrico, para convertirse en vegetales al mes de estar allí.

No cometas ese error, la rentabilidad jamás debe estar por encima de la ética.

Para demostrar que vas a marcar la diferencia, promociona todos los servicios que incluirás en un tríptico que publicite el establecimiento, abre las puertas a las familias, permitiendo que vean cómo funciona todo desde adentro y jamás les niegues el acceso a ninguna parte del geriátrico.

Por último, rodéate de personal que sea devoto del adulto mayor y no que trabaje meramente porque atender a los ancianos del geriátrico “es lo que hay.”

Abrir un geriátrico es un asunto muy serio, que está comprometido tanto con la persona que ingresa, con su familia y con la sociedad.

Leave a Response