Saltar al contenido

Clases de cocina para los niños – Caracteristicas, Ventajas y Consejos

Iniciar con las clases de cocina para niños

Si te gusta los niños y tienes conocimientos de cocina, puedes unir estas dos cualidades para montar un negocio de clases de cocina para niños, donde podrán descubrir sus habilidades culinarias, preparando platos en los que puedan poner a prueba su imaginación y creatividad. 

Los niños tienen sed por aprender; es el mejor momento para que se desarrollen en este campo y puedan, en momentos determinados, sentirse independientes y capaces de preparar sus propias comidas. Lo más importante es que les enseñes de una manera segura y divertida. 

¿Cómo empezar mi negocio? Veamos lo que necesitas. 

Averigua como obtener ganancias con negocios de baja inversión

Primeros pasos para las clases de cocina para niños

Inicia la planeación de tu negocio implica empezar por un estudio de mercado. Este primer análisis nos va a permitir familiarizarnos con el mercado al que nos lanzamos; conocer la ubicación de los clientes potenciales, identificar las zonas más visibles para instalar el negocio, conocer las tarifas que se manejan en el mercado y otros datos clave. 

Así mismo, será necesario que realices un plan de negocios en el que incluyas todo lo relacionado con el funcionamiento de tu negocio, especificando cada aspecto, como por ejemplo; la cantidad de mesas que usarás, costo del local, modos de promoción, etc. Toda esta información te permitirá cotizar y tener un valor estimado del capital de inversión inicial. 

¿Cómo organizar las clases?

Las clases de cocina para niños deben organizarse de acuerdo a la disponibilidad tanto de ellos, cuando estén libres de sus actividades académicas, y cuando los padres o encargados tengan la facilidad de transportarlos hasta el lugar de las clases. 

Aunque si bien puedes establecer las clases dos veces por semana con una entre lunes a viernes, lo ideal es que estas se establezcan los fines de semana, momento en el que los niños no están en clase escolar y sus responsables pueden llevarlos. 

clases de cocina para niños

Funcionamiento de un negocio de clases de cocina para niños

Esta idea de negocio propone impartir clases de cocina adecuadas para niños, organizando las clases y modalidades, a partir de platos espefícios de acuerdo a las edades de los niños que se reciban. Para ello, será necesario contar con un espacio físico al que los niños se puedan dirigir y allí tomar las clases. 

Las clases para los más pequeños de nuestro negocio, no deberán ser de mucha complejidad, se destacarán principalmente por que serán sencillas para ellos y no tomará mucho tiempo prepararlas. También, dentro del contenido de las clases, debes incluir no solo la preparación de los platos, sino también la preparación del cocinero, lo que implica enseñar pasos previos de higiene y aseo, como el lavarse las manos antes de iniciar, pero también limpiar muy bien las frutas y vegetales, incluyendo los utensilios de cocina que se vayan a utilizar.  

Requisitos para emprender con clases de cocina para niños

Lo primero y lo más importante, es que debes tener conocimiento en el área gastronómica para poder enseñar a los niños, esto es, tener una preparación previa que te permita elegir los tipos de platos adecuados para ellos. Si no tienes conocimiento ni experiencia, lo mejor será tomarte un tiempo para formarte. 

Registro: para que todo funcione sin problemas y tu negocio pueda establecerse como un emprendimiento 100% legal, es necesario que lo registres en la entidad correspondiente de tu ciudad. Además, es importante que consultes los permisos y licencias que, de acuerdo a la actividad de tu proyecto, debes tener para brindar toda la seguridad a los niños y niñas que harán parte de tu grupo de estudiantes.

Local: necesitas un espacio en el que se puedan impartir las clases a los niños, donde almacenes los ingredientes que vas a usar, las mesas, sillas y demás herramientas para la enseñanza a los niños, de manera que recomendamos optar por un espacio no tan grande, pero en el que puedas disponer de una recepción, una sala de cocina donde se enseñe y espacios en los que puedas almacenar los alimentos y utensilios. 

Asegúrate de encontrar un lugar de fácil acceso, visible y en un sitio estratégico. Las instalaciones deben acatar toda la reglamentación que se dicte. 

emprender un negocio de clases de cocina para niños

Consejos para emprender el negocio

Podrías comenzar dictando clases de cocina para niños en tu propia casa, pero esto requerirá de una cocina amplia y privacidad. Ten en cuenta que la cantidad de niños que podrás atender estará limitada por el espacio y que muchos padres no sentirían confianza en dejar a sus hijos en casa de un desconocido. Es mejor que consigas tus primeros clientes entre amigos y familiares, que seguro te ayudarán a correr la voz.

Ganar la confianza y la atención de los niños para que no se aburran, es uno de los principales retos de negocios como estos, para ello tenemos varias claves que puedes tener en cuenta en el proceso. Entre ellas encontramos la posibilidad de que delegues tareas según sus habilidades y su edad. Preséntales alimentos nuevos, escoge recetas en donde estén presentes colores, sabores y texturas que las hagan tentadoras. Por ejemplo, pastas en formas divertidas, brócoli con formas de arbolitos, coliflor con forma de nubes, entre otros.

Recuerda…

Ensuciarse es parte del proceso de aprender a cocinar, sobre todo cuando miden ingredientes líquidos, harina o cuando rompen huevos. Déjalos divertirse sin presionarlos, enseñándoles poco a poco a tener mejor manejo con los ingredientes. Déjalos que hagan pruebas de alimentos o condimentos con algo de picante, dulce, salado, ácido y agridulce. Así aprenderán a identificar cada sabor y a aceptarlos con facilidad. 

El mejor momento para los niños es probar el producto final. El nuevo chef debe recibir su premio, un pequeño bocado de su creación.

Puntos débiles: un aspecto que debes considerar es que a este negocio, especialmente por el enfoque, le tomará tiempo crecer para alcanzar la rentabilidad que se busca, sobre todo porque las clases la mayor parte del tiempo se tomarán los fines de semana, por lo que conviene buscar una actividad alterna que te permita ganar dinero entre semana para poder sostener tu negocio cada mes. 

Por otro lado, debes tener en cuenta que este tipo de negocios son sumamente delicados, dado que los padres no dejarán a sus hijos con extraños, por lo que debes ganarte su confianza y credibilidad. 

Puntos a favor: una escuela y programa de cocina para niños puede ser un buen negocio, pues exige sólo una de pequeña inversión y la competencia no es tan grande. Puedes compartir consejos e ideas para que ayudes a los niños y les enseñes lo básico y necesario para introducirlos con diversión en el mundo de la cocina.

Aprovecha este sector y emprende con una de las actividades más novedosas para niños, donde aprenden divirtiéndose y conociendo el mundo de la cocina a su alcance. 

Inicia tu negocio hoy mismo.